Carrera popular

Sin título

Viernes 13 M. Inscripción obligatoria e inmediata en la carrera de larga distancia de catorce días. Irrelevante el sexo, la edad, o el estado civil. Cuarenta y siete millones de corredores con su dorsal para un recorrido incierto, duro y solitario. El tiempo apremia.

Sábado 14 M. Salida a las 00.00 horas. Muchos corredores sin poder realizar el calentamiento, ni seleccionar lo que incluir en la mochila,  con poca indumentaria y escasas provisiones para realizarla.

El desafío había comenzado. Somos cumplidores, seguimos las reglas. Comenzamos animados la carrera de la salud, cada uno a su ritmo. Las primeras etapas fueron llanas, intercalándose algunas cuestas con cierto desnivel y guijarros en el suelo. La carga se hacía más pesada. Malas noticias. Algunos corredores más vulnerables habían abandonado la carrera, por salud, por edad. La distancia seguía aumentando y sin fecha exacta de llegada.

Echamos de menos un guía, una brújula que nos indique el camino exacto y los peligros existentes para poder llegar sanos y salvos. También un botiquín menos rudimentario. En las zonas de avituallamiento podemos encontrarnos con otros participantes, pero nos distanciamos de ellos por inseguridad, temor.

Ahí estamos con llanuras y caminos despejados y silenciosos. Pero también con túneles donde la oscuridad nos limita ver la salida. Con subidas empinadas, angostas, serpenteantes y bajadas donde en ocasiones contemplamos precipicios que nos hacen ir con sumo cuidado. Condiciones adversas, frío, calor, caminos infinitos, mal señalizados, sobreinformación sobre los infortunios de algunos de los participantes y ocasionalmente falta de información veraz.

El desconocimiento de la distancia a recorrer, el tiempo que nos va a llevar, la soledad, el desamparo, el miedo, el cansancio pueden eclipsar nuestras expectativas. Nadie dijo que la carrera iba a ser fácil. Intentemos establecer objetivos realistas que podamos cumplir. Tratemos de ser persistentes, prudentes, fuertes, resilientes, y confiados en esta indeseada carrera solitaria, con grises y claros.

Cuando tengamos momentos de bajón, de estrés, de frustración, de desesperación, de ganas de abandonar intentemos gestionar nuestras emociones. Así que descansemos un rato, respiremos lentamente, centremos nuestra atención en algo bonito, caminemos, miremos al frente y usemos bastones que nos ayuden. Y recordemos a Antonio Machado “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”

Y en estos recorridos complicados vienen a mi memoria los recuerdos “Maraton Man” con Raúl Gómez. Un showman con “pasión” por correr que desborda alegría, buen rollo, en las carreras y nombres de grandes corredores como Abel Antón.

No sabemos aun cuando cruzaremos la meta, pero una cosa es cierta. Somos triunfadores desde el momento que iniciamos este trayecto. A pesar de los obstáculos, de las dificultades, de la dureza de la carrera, del sufrimiento, del sacrificio seguimos día a día esforzándonos. Podemos acabarla y lo haremos.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Vicky dice:

    Hola Kika leyendo el artículo parece que estoy en una peli de acción.
    Interesantísima la analogía con el deporte. Aunque como yo soy más de cine que de deporte me emociono más el artículo del monstruo, pero nos abres los ojos a la realidad cuando dices: «nadie dijo que la carrera iba a ser fácil. Intentemos establecer objetivos realistas que podamos cumplir».
    Te felicito por el artículo te mando un abrazo y un beso
    Posdata:
    Has conseguido que comparta tu artículo es mi Facebook un chiringuito qué tengo muy abandonado.

  2. M.Luz dice:

    Hola Mercedes mi Psicóloga que tanto me tuvo que aguantar y oír.
    Espero y deseo que vaya aprendiendo lo que tú me dices siempre.
    La actitud derrotista te destruye.
    Los pensamientos irracionales son meros pensamientos.
    No cojas baja.
    Salí d la carrera.
    Con lo que me gusta estar en el Podio.
    La angustia iba incrementando,el miedo idem.
    No seguí tus instrucciones.
    Por my dura que sea la carrera,nunca te rindas!!
    Espero que mi carrera siga como está ahora
    Avanzando,trabajando y dando calor y cariño a mis enfermitos.
    Ellos me necesitan.!!
    No se trata d llegar el primero,lo importante es llegar!!
    No rendirse ante cualquier adversidad que se nos presente.
    Luchar por estar bien.
    Como decía Machado tú Mercedes mo has dicho:
    Caminante solo se hace camino al andar!!
    Gracias Mercedes por todo.
    Has aparecido en mi camino perdido.
    Y con baches!! Tú me ayudas a saltarlos.
    Nunca quise aceptar mi Bipolaridad,le llaman tipo 2.
    Ya la acepto!!
    Y cada día estoy más orgullosa d mí gracias a tí.
    Rendirse y no luchar es d cobardes.!!
    Doy fuerte siempre me mo dices.
    Cada día escribo,(estarás perpleja no mo hacía te acuerdas??
    Y me felicito d las cosas que hago por mos demás,y por mí.
    Quererme mucho y aunque la carrera es dura debido al covid 19.
    Se que la venceremos!
    Nos va a costar,las carreras son duras y largas.
    Hay que seguir luchando.
    Un abrazo

  3. M.Luz dice:

    Perdona Mercedes por mi is fallos al escribir.
    Un Abrazo virtual.Luz Casal.

  4. M.Luz dice:

    Perdona Mercedes por mis fallos al escribir.
    Un Abrazo virtual.Luz Casal.

Deja un comentario