Por la acera del después

Por María Mercedes Gutiérrez-Moyano Zimmermann Hace años, en una sala de espera me dispuse a leer una revista. En una página figuraban unas citas de personajes célebres. Una de ellas resaltó mi atención y tuve que releerla atentamente. Se me quedó grabada. La cita decía lo siguiente: “Por la acera del después, se llega a…

Regla de «las otras tres C»

C. Tercera letra del abecedario español. Comportamiento, comunicación, creencia, compromiso, colaboración, cambio, son palabras integradas en el vocabulario y en el trabajo de los terapeutas cognitivo-conductuales.Desafortunadamente, desde hace un semestre otros términos molestos, inusuales, intrusos, crueles, restrictivos, irrumpieron en nuestras vidas y se instalaron en nuestro léxico. Coronavirus, contagio, confinamiento, cuarentena. Dicho y hecho. De…

Mi gran Amigo. Yo

Mercedes Gutiérrez-Moyano Zimmermann Somos grandes pensadores. Pasamos muchas horas de nuestra vida pensando.  Nuestras creencias sustentan y determinan nuestros pensamientos. Pensamos en cosas nimias, superfluas, importantes, etc. Pensamos en el presente, en el pasado, en el futuro. Pueden ser nuestros aliados o nuestros peores enemigos. Podemos generar pensamientos realistas, racionales, pero también algunos irracionales, absolutistas,…

Tres cosas hay en la vida

Tres cosas hay en la vida. Salud, dinero y amor. Y el que tenga estas tres cosas que le dé gracias a Dios, cantaban Cristina y los Stop en 1967. Una canción pegadiza que resalta  tres apoyos claves para muchas personas. Nuestra salud física estuvo, está y continúa amenazada y desestabiliza nuestra salud emocional.  El…

El síndrome de la cabaña

  Ocho semanas y media. Sesenta días confinados, encerrados en nuestras casas. Salidas limitadas para  ir a trabajar, a realizar algunas compras o acudir a los servicios médicos. En los últimos días las autoridades aumentaron las concesiones y permitieron volver a la calle. Primero salidas con los más pequeños de la casa, nuestros hijos. Después,…

Carrera popular

Viernes 13 M. Inscripción obligatoria e inmediata en la carrera de larga distancia de catorce días. Irrelevante el sexo, la edad, o el estado civil. Cuarenta y siete millones de corredores con su dorsal para un recorrido incierto, duro y solitario. El tiempo apremia. Sábado 14 M. Salida a las 00.00 horas. Muchos corredores sin…

La vida nos da sorpresas

En los momentos actuales,  sería más idóneo decir que más que sorpresas,  la vida nos  ha dado y  nos está dando unos sustos morrocotudos. Estamos viviendo una situación mundial para la que no estábamos preparados. Veíamos  en el televisor imágenes de  lo que acontecía en China,  Irán, Italia.  Los más ingenuos confiaban en que las…

Un monstruo ha venido a visitarnos (I)

Publicado por Mercedes Gutiérrez-Moyano Zimmermann He sido y aún soy una gran cinéfila, aunque las películas de terror no se hallan entre mis favoritas. Prefería aquellas películas mudas de Buster Keaton, Chaplin, Stan Laurel y Oliver Hardy que mi padre proyectaba en la pared de la sala de estar en mis fiestas de cumpleaños para…

Se me olvidó que me olvidé

Se me olvidó que me olvidé de priorizarme, dejando de ser el protagonista principal de mi historia vital. Vivir es un trabajo, es mi trabajo personal y diario. En la infancia me educaron y me enseñaron a ser responsable. Así que, como adulto, tengo un compromiso conmigo mismo. Conductas tan sencillas como tener una alimentación…

Mi león particular

Siempre me ha fascinado el circo. Aquellos sábados de tardes lluviosas de mi niñez eran tardes memorables. Desde que uno se aproximaba a la enorme carpa, todo era majestuoso. La inmensidad de aquel espacio, con los porteros recogiendo las entradas, los asientos de pista,  las gradas de madera, las luces,  los variados olores, etc. Todo…

Belorcio Napolitano

Nunca tuve muy claro si Belorcio se escribía  con b o v ni cuál era su auténtico significado. Años más tarde descubrí que Belorcio era el nombre de un personaje cómico del cine mudo de 1920-1930. La oía con frecuencia en mi niñez y juventud. Acostumbraba a ir sola, “belorcio”, o acompañada, “belorcio napolitano”. Mi…